Semana de la Mujer: Dra. Julieta Lanteri

Semana de la Mujer: Dra. Julieta Lanteri

En marco del reconocimiento a pioneras en el ámbito de la salud y luchadoras por los derechos sociales y laborales de las mujeres que realizamos desde el Círculo de Kinesiólogos, hoy deseamos destacar la vida de la Dra. Julieta Lanteri.

Lanteri fue médica y política que llegó al país a temprana edad desde Italia, junto con sus padres inmigrantes. Por la privilegiada condición de propietario de su padre, fue la primera mujer en lograr ingresar al Colegio Nacional de La Plata, que hasta ese entonces era exclusivo para varones, donde se recibió de Bachiller. A sus 23 años Julieta Lanteri solicitó al Decano el ingreso a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de La Plata, pedido que le fue concedido.

Mientras cursaba sus estudios de grado se recibió de farmacéutica en la Universidad de Buenos Aires, realizó prácticas de obstetricia y comenzó una militancia política que la llevó a coincidir con Cecilia Grierson en el Congreso Internacional del Libre Pensamiento realizado en 1910. El mismo año, organizó el Primer Congreso Femenino Internacional que se celebró en Buenos Aires. Una vez recibida de médica comenzó a toparse con obstáculos para ingresar a cátedras y puestos de trabajo, sea por su condición de inmigrante o de mujer, razón por la cual potenció su espíritu de lucha, aquel que había impulsado en su etapa como estudiante. Tal es así, que no bien consiguió la nacionalidad argentina reclamó a la justicia que se le reconociera su derecho al voto en el Municipio de Buenos Aires, el cual fue reconocido en un fallo de primera instancia.

Así, en el año 1911 se convirtió en la primera mujer que votó en Sudamérica. El precedente que sentó Julieta Lanteri luego fue refrendado con la sanción de una ordenanza que sacó el Consejo Deliberante de la ciudad en 1912, la cual disponía que el padrón se correspondería con el Servicio Militar Obligatorio. Lejos de declinar, Julieta buscó otra vía para participar de la política y logró ser candidata a Diputada Nacional gracias a los avales que le concedió la Junta Electoral en 1919. Fue la primera mujer candidata en el país. En el interín se había constituido el Comité Ejecutivo Previsional del Partido Feminista Nacional, del que fue Secretaria. A pesar de que no logró ingresar al recinto, en su plataforma política había propuesto, entre otras cuestiones, licencia por maternidad, el subsidio estatal por hijo, la protección a los huérfanos el sufragio universal para los dos sexos, salario igual para trabajos equivalentes para los dos sexos; jubilación y pensión para todo empleado u obrero; abolición de la pena de muerte, divorcio absoluto y representación proporcional de las minorías en los órdenes nacional, provincial y municipal.

A la vez que prosiguió con su carrera como médica, formó parte de la lista del Partido Socialista Argentino junto con Alicia Moreau y fundó el Partido Feminista Nacional. Un 23 de febrero de 1932, mientras caminaba por la Ciudad de Buenos Aires, Lanteri fue golpeada por un auto conducido por un integrante del grupo Paramilitar de Extrema Derecha, Liga Patriótica Argentina, y murió a los dos días en el hospital. Su legado motivó a muchas mujeres que continuaron estudiando medicina e incursionando en la política.