Semana de la Mujer: Dra. María Teresa Ferrari

Semana de la Mujer: Dra. María Teresa Ferrari

Si de reconocer a mujeres médicas que se abrieron paso en un mundo signado por los hombres se trata, desde el Circulo de Kinesiólogos consideramos necesario destacar la vida y obra de María Teresa Ferrari, quien fue la primera médica catedrática de Sudamérica.

Ferrari nació en Buenos Aires el 11 de octubre de 1887 y a los 16 años se recibió de maestra, profesión a través de la cual pugnó por transformar el paradigma de enseñanza que regía en aquél entonces: realizaba clases sin hacerles memorizar conceptos a sus alumnos, priorizando la interacción y curiosidad por saber qué los motivaba a ellos.

Mientras tanto estudiaba medicina en la Universidad Nacional de Buenos Aires, institución en la que se propuso comenzar una trayectoria académica. Tal es así que, una vez recibida, solicitó el acceso a la Cátedra de Clínica Obstétrica para ser adscripta, en la que la aceptaron en una primera instancia pero luego le impidieron concursar para profesora por su condición de “mujer”. Eso la llevó a sondear otras instituciones, y en 1915 logró ingresar como profesora a la Escuela de Docentes de Argentina.

A pesar de aquellos primeros grandes pasos, desde entonces posteriormente se topó con una serie de trabas más imponentes de parte de sus superiores hombres que no veían con buenos ojos que una mujer se abra paso en la comunidad académica. Por eso, Ferrari denunció las maniobras en los diarios, ganando así el reconocimiento de muchas mujeres que se vieron motivadas por ella y redobló sus esfuerzos por ser docente en la Universidad. Ganó un concurso en la Cátedra Clínica Obstétrica 12 años después de haber ingresado.

Ferrari, quien realizó cursos de post grado en Europa, creó el área de maternidad en el Hospital Militar Central y también la Federación Argentina de Mujeres Universitarias, falleció en 1956 mientras seguía ejerciendo su profesión.